Fotógrafa, diseñadora e ilustradora, nuestra amiga canaria Cheres Espinosa tras un poquito más de tres años viviendo en la ciudad de los rascacielos, nos sorprende con su primer álbum infantil ilustrado.

A través de fotos e ilustraciones de la ciudad de Nueva York, Cheres va transformando edificios, grúas, coches aparcados, calles y semáforos en simpáticos animales que nos irán acompañando en un viaje a lo largo del abecedario y de la urbe neoyorkina.

¡En i con i somos muy fans de sus cocodrilos!

C2

Le pedimos que nos contara algo más sobre “nyc abc, animals in the city”, y aquí os dejamos todo lo que nos dijo:

Con el frío que hace en la Gran Manzana, ¿qué se le ha perdido a una ilustradora canaria por allí?

Eso ha sido porque aunque viví muchos años en Canarias, en verdad crecí en Asturias, y Nueva York me lo recuerda un montón con el verde y la lluvia. El frío es un poco extremo algunos inviernos pero prefiero el frío extremo que el calor achicharrante. Además la nieve es preciosa.

“Nyc abc, animals in the city” es tu primer álbum infantil ilustrado, ¿cómo ha sido la experiencia?

La experiencia, como me imagino les pasará a otros autores, fue bastante dolorosa. Un largo proceso en el que me pasó de todo. Os cuento una anécdota de la foto de la portada:

Era un día de muchísimo frío de noviembre y estaba en Red Hook, una zona industrial de Brooklyn al lado del mar. Esa zona, yo no lo sabía, pertenece a la autoridad portuaria de Nueva York. De repente vi las jirafas perfectas y ni corta ni perezosa me encaramé a una valla que me impedía sacar una buena foto y empecé a disparar. El guarda de seguridad que estaba en la entrada del recinto empezó a gritar para que me bajara. Yo no le hice caso porque pensé que era por seguridad por si me caía (aquí están obsesionados con eso) y seguí a lo mío. Él insistía. Al terminar, cuál fue mi sorpresa cuando me dijo que no me podía marchar, que estaba detenida hasta que hablara con la policía federal (lo más gordo aquí) para saber que hacer conmigo, porque por razones de seguridad no estaba permitido sacar fotos del recinto.
Habló con los federales y le dijeron que me retuviera allí hasta que llegaran. Yo le expliqué que eran unas fotos inofensivas para un álbum infantil ilustrado, y así se lo dijo. También le oí decir que parecía inofensiva.

Era un buen hombre que se compadeció de mí por el frío que hacía y me metió en su garita. Todavía recuerdo el calorcito. Terminamos hablando de todo; un irlandés muy simpático. Al final, después de una hora detenida, los federales me dejaron ir e incluso pude sacar la foto del rinoceronte allí también. Tengo que volver y regalarle un libro dedicado a Albert.

En este libro los niños a la vez que memoricen el abecedario, despertarán su imaginación, ¿y los mayores?

El abecedario es sólo una excusa para adentrar a niños y grandes en un mundo imaginario. Este libro nació un poco de una experiencia personal. En Canarias trabajé muchos años en la misma agencia de publicidad, haciendo el mismo recorrido de mi casa al trabajo y del trabajo a mi casa. Para llegar tenía que ir por una carretera bordeando el mar y se veía todo el puerto deportivo y al fondo el comercial, con los grandes barcos de containers, cruceros y por supuesto las grúas inmensas y de colores. Fue una combinación de dos circunstancias, me encantan las jirafas y estaba muy aburrida. Empecé a imaginar jirafas en las grúas y ya no podía ver otra cosa. Hice una serie titulada “Jirafas en el Puerto” donde se las ve bebiendo, enfadadas, enamoradas… Ese concepto se quedó en mi mente y cuando llegué aquí pensé que a muchos niños y padres les estaría sucediendo lo mismo que a mí en sus rutinarios viajes al cole/trabajo, y así nació ese libro. Pero la idea principal es despertar la imaginación y la creatividad. Por algo Einstein decía que era más poderosa que el conocimiento.

presentaciu00F3n biblio
La ciudad de Nueva York son rascacielos, ejecutivos andando muy rápido por la calle y taxis y más taxis amarillos. ¿De dónde han salido tantos animales?

Los animales están ahí, esperando a que los descubras. Es el encanto de Nueva York, está llena de sorpresas y siempre está cambiando.

D2
A nuestros alumnos del Máster en Álbum Infantil ilustrado ¿qué consejo les darías?

El mismo que un día hace años me dio Pablo Amargo en Oviedo: “seguir dibujando”. Que sigan hasta que encuentren su estilo, su historia, su visión personal. ¡Que no se rindan!

Si os ha gustado tanto como a nosotros, pinchad aquí para que podáis seguir disfrutando del libro.