Este finde no salimos al campo. Nos tocó hacer de culturetas y darnos el paseo por el museo. Eso sí, un paseo muy especial tanto por lo que vimos como por la buena compañía. Fue durante la programación del festival Graf, en el Museo ABC. Javier Olivares, amigo querido e ilustrador admirado por partes iguales, dio una visita guiada por la exposición “Dibujar Las Meninas“, una delicia que recoge el proceso de creación del libro “Las Meninas” de Santiago García y Javier Olivares, recientemente publicado por Astiberri. “Las Meninas” es una de esas obras de años, de las que maduran con el tiempo y llegan con tanto material, reflexiones y riquezas acumuladas… que son para el lector, más que un libro, un acto de generosidad. Por algo Paco Roca comentó sobre el libro “Después de esta inteligente deconstrucción de la figura de Diego Velázquez, ya nunca volveremos a mirar del mismo modo su obra maestra, Las meninas”.

tumblr_nem4cazp6x1s3g8wro1_500

Aunque la exposición ya no se puede ver en el Museo ABC (cerraba al día siguiente de esta visita), hemos querido contar aquí algunas de las ideas que Javier compartió con los y las afortunadas que estuvimos allí. Algunos ya éramos fans desde antes, de eso estoy segura. Y si había alguien que no lo era, da igual, el resultado fue el mismo: de allí salimos una pandilla de groupies. Gracias, Javier, por acompañarnos en este paseo y abrirnos tantas puertas de entrada a este libro. Y enhorabuena a todos los que habéis hecho posible esta joya: guionista, ilustrador, editor, impresor… después de visitar la muestra, nos queda claro que aquí hay muchas personas aportando valor y sacando brillo.

IMG_3001

Después de toda una vida en la corte al servicio de Felipe IV, Velázquez por fin fue nombrado caballero en 1658 (dos años después de pintar Las Meninas) alcanzando una dignidad insólita para un pintor en aquel momento. Inspirados en este acto de ennoblecimiento cortesano, Santiago García y Javier Olivares construyen su novela gráfica Las Meninas, cuyo proceso de creación se desvela en esta exposición. El proceso de trabajo de este cómic ha durado seis años. La primera fase fue la documentación, como en el inicio de estudio de cualquier obra histórica. A continuación el guionista hizo un trabajo de identificación con el mundo gráfico del dibujante, de manera que no se pueda distinguir lo literario de lo visual en la página acabada. Durante todo el proceso de preparación el dibujante compartió sus bocetos y diseños de personajes para ayudar al guionista a ver la historia con sus ojos. En ese sentido, se puede decir que el guión se escribe con los dibujos, de la misma manera que se dibuja con las palabras. Por último, Olivares realizó la composición de cada página combinando ilustración a mano y digital. Dibujó cada viñeta a lápiz en un papel para luego maquetar en el ordenador una página completa. A continuación entintó la página impresa usando un pincel y rotulador y tras escanear la página aplicó el color digitalmente. Esta no es solo la historia de una obra de arte, sino la historia de cómo una obra de arte se convierte en un símbolo de status social, y un nuevo intento de contestar a la pregunta que se han hecho generaciones de artistas, historiadores, críticos y, ahora, guionistas de cómic: ¿cuál es el secreto oculto tras Las Meninas?

IMG_3016

IMG_3015

Aquí va la visita virtual, basada en nuestras notas a la visita guiada por Javier Olivares. Como nosotros desde luego no lo vamos a contar mejor, tratamos de recoger, aunque no sus mismas palabras, más o menos las ideas que transmitió.

Introducción

“Esta es una exposición sobre el proceso del libro de Las Meninas, no sobre dibujos u originales. Yo, como ilustrador, no tengo esa aspiración pictórica de mostrar mis dibujos como obras artísticas con un valor propio o aislado, me interesa antes lo que las ilustraciones en su conjunto aportan al libro. Para explicar este proceso de creación del libro, en el que entran en juego diferentes fases y distintas personas, hemos dividido el discurso en varios capítulos.”

wIMG_2993

La llave:

“Esta primera parte está dedicada al guión del libro, que es esa “llave” de la que arranca todo lo demás. Cuando yo lo recibo, comienzo a hacer notas y comenzamos a intercambiar ideas. Aquí se muestran algunas de las hojas de ese guión que recibí de Santiago, y que ya empecé a dibujar al margen. Y es que muchas veces la imagen que suscita el texto es pura inspiración, la visualización  me viene en el momento… y en esos casos es importante hacer un borrador para ir elaborando material con el que trabajar.”

IMG_2996

IMG_2998

Documentación:

“El proceso de documentación es también extenso. A mí me interesa para ser capaz de evocar, no para convencernos de que este es el siglo XVII o XVIII porque no lo es. El cine trata de convencer, el dibujo no. El dibujo es una ficción, que trata de evocar. Me documenté muchísimo para poder ver todo lo que hay y luego decidir qué quería. Por ejemplo, la película El rey pasmado me sirvió de mucho para conocer la época. O algunas obras, como las que escribió Palomino…. Todo lo que sabemos sobre Velázquez lo escribió Palomino. Así que todo el proceso de documentación lo he sacado de ahí y de los cuadros de Velázquez. La documentación en un cómic no tiene tanto que ver con los detalles sino con cosas que no se ven a primera vista: la silueta, la composición…”

IMG_3003

Storyboard:

“Aquí es donde se deciden las características del libro: la estructura, los diálogos, las partes que queremos contar, los personajes, el color….(por ejemplo, cada etapa está definida por un color) aquí utilizamos azules y amarillos para distinguir épocas y decidimos separar esos tonos, que no se mezclasen demasiado porque evitábamos que sí los colores cambiaban en la imprenta se afectasen al estar mezclados.”

Este libro no es la historia de Velázquez ni del cuadro, es una puerta: sí al lector le interesa, irá a buscar más sobre la historia que hay detrás. Hemos contado las partes de la vida de Velázquez que nos interesaban para avanzar hacia adelante hacia donde queríamos ir.

Una vez que está esto hecho, se puede decir que el libro está hecho. Ahora sólo hay que dibujarlo. Aquí vemos originales. Yo siempre hago varias variaciones de un personaje o de una viñeta, para poder comparar y llegar al dibujo que funciona. Un dibujo de un personaje es como un logotipo, un resumen de él. Ese es el trabajo que me interesa… Para trabajar en una obra como esta hay que dejar el ego fuera de la mesa, sobretodo si trabajas con un guionista. No se trata de mostrar todas tus capacidades pictóricas o artísticas . Por eso nos encontramos aquí viñetas que, aunque eran buen dibujo, se quedaron fuera por otra opción que resultó más sencilla, pero que funcionaba mejor al servicio de la historia.”

IMG_3007

IMG_3005

El espejo:

“Esta estructura expositiva se la copié a Art Spiegelman en una exposición que hizo en el museo judío de NY. Me pareció una idea estupenda: mostrar en una misma altura, todo seguido, el esqueleto de las páginas de viñetas, y arriba y abajo de esa altura conectar las viñetas definitivas con bocetos, de modo que podemos ver de dónde vienen las imágenes finales y las decisiones que se han ido tomando: lo que se ha descartado, lo que se elige… Así que aquí se ven los bocetos con los varios intentos hasta llegar a la viñeta final, también vemos el lápiz y el entintado.”

IMG_3010

La cruz: 

“La exposición cierra con una parte que muestra el proceso de fotomecánica y de imprenta, además de la decisión de cubierta y algunas otras piezas y originales. La imprenta es especialmente importante sobre todo por el tema del color. Antes las imprentas te enviaban las pruebas de lo que iba a ser el resultado definitivo, ahora es más complicado. Pero por suerte siempre se pueden aportar los porcentajes de color CMYK que te da el ordenador y pedir que lo ajusten en lo posible. Aunque al final, lo que vemos en un monitor nunca va a ser igual al color impreso en papel, por mucho que se pongan los mismos porcentajes… un monitor no deja de ser un monitor, y está calibrado de una determinada manera que condiciona lo que ves. Aquí la decisión de separar los tonos (azul, amarillo) nos ayudó bastante a la hora de evitar problemas. Aunque también hay algunas escenas en tonos grises, que es un color más problemático, porque es muy fácil que aparezca manchado de otro tono. Tuvimos que hacer varios ajustes hasta llegar al final, pero el resultado valió la pena y hay cosas que incluso se mejoraron con respecto a lo que yo tenía.” 

IMG_3011IMG_3014