Hoy queremos compartir con vosotros una maravillosa historia de edición que tuvo lugar con IlustraTour como telón de fondo. Nuestro amigo Raúl Guridi quería volver a dibujar y a crear. Y se apuntó al taller de Delphine Durand. Además de disfrutar de los talleres, las jornadas y la complicidad que se respira entre los amigos  de IlustraTour, la experiencia terminó con una doble sorpresa. Por un lado, fue el ganador del Concurso Pato Pollo 2011. ¿Os acordáis? Después nos contaría que la idea de su mascota surgió de la pregunta: ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? Por otro lado, conoció a Arianna Squilloni, editora de A Buen Paso. Y de ahí nació un delicioso libro: “Abecedario del cuerpo imaginado”, donde Guridi ilustra los haikus de Mar Benegas.

Como todo libro tiene una maravillosa historia detrás, hemos charlado con Guridi para que nos cuente los secretos y anécdotas de “Abecedario del cuerpo imaginado” y para que lo disfrutéis en toda su plenitud cuando lo tengáis en vuestras manos. También le hemos preguntado por su experiencia en IlustraTour y por sus proyectos futuros, para que le sigáis la pista. ¡Esperamos que os guste la entrevista!

Portada_Guridi.jpg

- ¿Cómo fue tu primer contacto con IlustraTour?

Decidí ir a ilustraTour porque después de llevar mucho tiempo en el mundo del diseño gráfico y la impresión, necesitaba un cambio de actividad. Había pasado ya por el campo de la multimedia y la televisión y decidí volver a los principios, cuando me dedicaba a la pintura y el dibujo. Así que después de mucho pensarlo, me planté en Valladolid con mucho material y más ganas de y ponerme las pilas en el terreno de la ilustración.

- ¿Alguna anécdota graciosa?

- La verdad es que todo era muy simpático, empezando por la variedad de personas que nos encontramos en los talleres. Pero quizá el mejor detalle fue el cachondeo que tuvimos con un personaje que Delphine Durand nos hizo interpretar de un conejo gordo y grande con el que teníamos ya pesadillas. Nos saludábamos con las orejas y enseñábamos nuestras paletas como sí nos estuviéramos convirtiendo en conejos. Además, con el grande Alberto Sobrino como compañero y algunos más, era imposible no reírse a cada momento.

- ¿Qué ha significado el festival para tu carrera profesional como ilustrador?

-Puf, muchísimo. A mí me enseñó el lado humano del ilustrador que mitificas y después descubres sus secretos, su vida, sus problemas casi iguales a los tuyos. Además, te anima a trabajar el doble de lo que hacías, con esas mesas llenas de material e imágenes inspiradoras de tus compañeros. Es el paraíso de la creatividad, donde descubres que dedicarse a esto es posible. Poco después del primer IlustraTour monté el blog con las primeras imágenes y a la gente le fue gustando… Y así hasta hoy.

- ¿Cómo comenzó el proyecto con Mar Benegas y con la editorial A Buen Paso?

Yo ya había trabajado con Mar antes, con la que hice “A lo bestia”, y ella me seguía a través del blog y las redes. Había otros proyectos posibles entre los dos -que están en proceso aún- cuando me mandó el texto del abecedario. La verdad, me quedé impresionado, era increíblemente bello y difícil, y como me gustan los retos, acepté. Una vez trabajadas tres o cuatro imágenes, se las mandé junto con el texto a Arianna y casi enseguida aceptó. Así, Arianna Squilloni entró a formar parte del proyecto con muchas ideas, muy interesantes y entre los tres se estableció un clima creativo de aportaciones y mails.

- Explícanos un poco el argumento de “Abecedario del cuerpo imaginado” y qué te inspiró para crear esas ilustraciones.

- El libro es un compendio de poemas recreados en la idea del cuerpo como un paisaje inspirador, un conjunto de formas que se relacionan con los sentimientos del ser humano. El Haiku es una idea tan profunda como la sencillez, recalca la idea de la reflexión contemplativa, algo que hoy en día falta mucho. No nos paramos a ver, miramos con rapidez. Las ilustraciones no podían ser más importantes que el texto, tampoco tendrían que limitarse a representar lo que éste decía, tenían que surgir del fruto de la reflexión y plantearse sencillamente, sin aderezos o detalles. Durante algún tiempo, en los paseos por el campo analicé todo lo que pude la vegetación, las piedras, el agua, para relacionarlo con el cuerpo humano. Y realizaba muchos trazos de una vez, ideas rápidas.

Guridi_Interior

- Siendo un poco más técnico, ¿cómo describirías tu trabajo realizado en este libro? Uso de colores, imágenes…

- Hice muchas ilustraciones, muchísimas, y no daba con la clave, necesitaba conseguir de un trazo, en un momento, la expresividad del sentimiento que tenía que ilustrar. Utilicé papeles con textura gruesa, pero complicaba mucho el escaneo posterior, por lo que me limité a papeles de menos gramaje y dos tintas. Utilicé gouache y lápiz para conseguir mayor expresividad con la máxima sencillez. Para que no fuera pesado el conjunto, cambié el tono del fondo en algunas imágenes. La combinación de fondos e imágenes fue un auténtico rompecabezas. El formato y la edición fue la clave del último trayecto de este proyecto, el broche final para el que Arianna hizo un gran esfuerzo.

-¿Nos podrías explicar un poco tu trayectoria como ilustrador?

- Mi trayectoria… ¡Uff! Supongo que siempre quise contar historias con la imagen, desde pequeño creaba personajes, con la pintura, con el diseño gráfico, en fin, mi trayectoria siempre ha tenido que ver con el hecho de narrar con imágenes, y la ilustración englobaba todas las disciplinas que había probado antes y me relacionaba con el mundo editorial.

- Y ya por último, cuéntanos, ¿tienes algún proyecto entre manos ahora mismo?

- Pues ahora dentro de muy poquito estará en las librerías “El Rey de Nada” y “A lo bestia” (revisado) y estoy terminando dos proyectos, uno con Margarita del Mazo y otro con Pablo Albo. También tengo otro proyecto para finales de año con Gustavo Roldán como escritor y dos que saldrán en Francia con Ingrid Chabbert, más colaboraciones y cartelería de eventos culturales que me encargan. Después, hay siempre proyectos que están ahí sin definir que saldrán más adelante, supongo. En fin, ¡muchas cosas para compartir y disfrutar! Pero, por el momento con tranquilidad y haciéndolos lo mejor que sé.

Si os habéis quedado con ganas de saber más sobre el trabajo de Guridi, os dejamos en enlace a su blog para que indaguéis todo lo que queráis en su trabajo. ¡Esperamos que os haya gustado!