1

 

En esos días de agosto en los que uno cree que nunca pasa nada, nos llegó un tweet en el que aparecía una iniciativa de la Fundación del matrimonio Gates. Habían decidido convocar un concurso para diseñar una cartilla de vacunación que permitiera ser utilizada en cualquier país del mundo, en todas las culturas y por todo tipo de personas, incluidas las que no saben leer.

 

3

 

Al estudiar las bases del concurso entendimos la envergadura del proyecto:

1. El objetivo era salvar vidas

2. Para conseguir el objetivo era imprescindible hacer un material visual

 

2

 

Salvar vidas … visualizar … era como ofrecer miel a un oso. No queríamos simplemente “probar suerte”, desde el primer momento nos comprometimos con la oportunidad que se nos presentaba de participar en una causa relacionada con la salud infantil en un entorno global. Empezamos a estudiar cómo se realizaban los registros de vacunas en diferentes países del mundo y descubrimos que podríamos presentar una propuesta que mejorara lo que ya existía.

 

4

 

Después de hacer un primer análisis decidimos crear un equipo de trabajo heterodoxo que nos permitiera contar con diferentes puntos de vista:

 

5

 

- Equipo i con i:

 

a) Lucía Arnaud: directora del proyecto, fue quien coordinó a todos los miembros del equipo, quien marcó los tiempos y quien logró que la historia tuviera un final feliz

 

b) Nati Rodríguez y Rafa Vivas: han sido los supervisores del proyecto y los que han liderado las sesiones de trabajo con la metodología Visual Thinking

 

c) Quique Ciria: ha sido el responsable del diseño y también el responsable de la parte creativa.

 

d) Álvaro Ortiz: ha realizado las ilustraciones y ha trabajado duro en colaboración con Quique.

 

- Equipo asesor:

 

a) Fernando Casado: médico de familia, nos ha asesorado en todo lo relativo a las cuestiones científicas relacionadas con las vacunas.

 

b) Nuria Revelo: enfermera y responsable de programas de cooperación en comunidades indígenas de Latinoamérica, nos ha asesorado sobre las condiciones de vacunación en países en vías de desarrollo.

 

c) Javier Arnaiz: ingeniero en computación, nos ha ayudado a tener en cuenta los aspectos técnicos relacionados con todo lo relativo al volcado de datos de vacunación y las compatibilidades entre nuestras soluciones y los sistemas de información.

 

6

 

El viernes pasado enviamos nuestra propuesta en un sobre acolchado y ahora estará cruzando el Atlántico, en dirección a Nueva York, donde se encuentra la sede de la Fundación Bill & Melinda Gates. Dentro del sobre hay una cartilla de vacunación diseñada en base a multitud de decisiones, validaciones del grupo, sesiones de visualización y mapas mentales. Como os podéis imaginar dentro del sobre no viaja solamente nuestra propuesta de cartilla de vacunación, sino muchas esperanzas de que tantas horas de trabajo sirvan para lo que durante todo este tiempo ha sido nuestra mayor motivación: participar en un proyecto que consiga hacer de este mundo un lugar mejor en el que vivir.

 

7