Hoy queremos invitaros a viajar, de la mano de Casa del Lector, a ese mundo de ensoñación protagonizado por las lecturas que disfrutamos antes de dar paso a nuestros sueños nocturnos.
La exposición Lecturas de cabecera presenta un formato muy curioso. Está compuesta por mesillas de noche que albergan en sus cajones un tesoro: historias contadas a través de ilustraciones, realizadas por los 50 artistas que participaron en la Bienal Internacional de Ilustración de Portugal Ilustrarte 2012.
Ante esta imagen, nos invade esa emoción que cada noche experimentamos al iniciar un nuevo capítulo del relato que nos atrapó el día anterior. Y sentimos el deseo de adentrarnos en ese laberinto de mesillas de noche, de historias escondidas en su interior, para curiosearlas y descubrirlas a través de sus imágenes, cuyo peculiar modo de narrar nos traslada inevitablemente a nuestra infancia.
Virginia Collera, en su blog para El País Storyboard, reflexiona sobre esta relación entre los relatos y sus ilustraciones:
Hans Christian Andersen nunca ilustró sus cuentos. Pero era un buen dibujante. Durante sus viajes por su Dinamarca natal, por la República Checa, por España, Alemania o Hungría, plasmaba paisajes, estampas domésticas, o retrataba a personas que se cruzaban en su camino en pequeñas hojas que guardaba en sus bolsillos. En cambio, cuando contaba sus cuentos en voz alta, le gustaba acompañar el relato con figuras de papel que poco a poco iba desplegando frente a una audiencia casi siempre boquiabierta.

Os invitamos a disfrutar de la experiencia que supone esta exposición.
Para ir abriendo boca, queremos compartimos con vosotros unas fotos de la inauguración el pasado 22 de marzo. Así como también del Encuentro “Imágenes de cabecera”, que tuvo lugar ese mismo día y en el que una mesa de creadores, editores y críticos, expertos en literaturas gráficas, se reunió para debatir sobre las nuevas tendencias del álbum ilustrado, géneros, títulos y autores de referencia.