Yael Frankel, la autora del Pato Pollo que dará imagen a IlustraTour 2013, nos cuenta cómo fue el proceso de creación de este animal que llegará a todas las esquinas de Valladolid durante el próximo julio. Desde el inicio…

¿Por qué te presentaste al concurso?
Los que me conocen bien lo saben: me encanta participar de concursos de ilustración. Trato de hacerlo siempre que puedo y, lejos del objetivo de ganar algún premio, el foco está en divertirme, pasarla bien mientras dibujo, estar conforme con lo que mando a concursar, y sobre todo, llegar a tiempo. Concursar me pone en situación de “lo tengo que hacer / me tiene que gustar (condición fundamental) / debo terminarlo a tiempo”

¿Cómo nace la idea de este pato pollo? 

No estoy segura de que mis ideas “nazcan”. Es que van tomando forma a medida que voy ejecutando mi tarea. No me pasa eso de tener una idea (en mi cabeza) y luego ponerme a trabajar y entonces esa idea cobra vida. Más bien diría que no tengo idea previa, que voy “ideando” a la par de mi trabajo: según lo que veo que va saliendo (la línea, la forma, el color) decido hacia dónde continuar. 


 

Así que hablando del Pato pollo, mi única decisión pasó por la técnica: monotipía con una forma orgánica y una pequeña cabeza. Una vez que tuve la base, todo pasó a digital y ahí agregué color y grafismos. 
 

¿Cómo decides qué versión será la definitiva?
Hice varias pruebas de pato-pollos antes de enviar el definitivo. Entre ellas:


Pero… a mí me gustaba el geométrico, el circular. Y entonces, lo envolví, lo puse en el sobre, escribí vuestra dirección y con Pato pollo bajo el brazo me encaminé al correo.

Desconozco el motivo por el cual me frené, dí la media vuelta y me volví a mi estudio. Y entonces, les mandé una nota a mis amigos de España, a quienes quiero muchísimo y en quienes busco apoyo y recurro cada vez que tengo dudas referidas a la ilustración, para que votaran entre el pato-pollo geométrico y éste: