Arrancamos después del verano con una esperada noticia: el Máster se traslada a Casa del Lector, los álbumes ilustrado entran este espacio dedicado a todas las formas de lectura que nos acoge asumiendo la importancia de la imagen como forma de comunciación. 
En estos espacios vivirán una etapa decisiva los alumnos del Full Time: en un par de meses tendrán la maqueta de su proyecto de álbum finalizada y es el momento de tomar decisiones, de consultar con los compañeros y los mentores todas las dudas y opciones que se han acumulado en nuestra cabeza durante estos meses. 

   
   
    
     
Cada profesor invitado que acude a clase nos ayuda a aclarar nuestras ideas, nos aconseja por qué camino seguir y qué debemos mejorar. Este mes hemos recibido la visión sobre nuestro trabajo, en primer lugar, de Javier Zabala:
Más tarde vino Ajubel y nos contó, entre otras cosas, cómo está siendo su inmersión en los nuevos soportes de lectura, cómo adapta sus ilustraciones y qué ventajas  encuentra a trabajar en este medio. 

Por otro lado estamos viendo con Gustavo Puerta qué consideración tiene el autor de un álbum del infante lector: ¿tiene el libro en cuenta al niño? ¿de qué manera? ¿qué concepción de infancia se desprende de cada álbum? ¿cómo experimenta el niño la lectura?

Además, Gustavo está coordinando un proyecto editorial de un álbum con recetas escogidas e ilustradas por los alumnos. Un equipo realiza las labores de producción y coordina al grupo para que el proyecto se imprima antes de final de curso: contactan con la imprenta, solicitan presupuestos, buscan financiación… Otros se encargan de la motivación: Karishma han traído su receta hecha a clase.


 
Esperamos que el otoño traiga meriendas e ilustraciones igual de apetecibles. ¡Seguimos!