Nuestro noticiero de septiembre ha tenido un invitado muy especial: Roselino López, un ilustrador con formación y empleo de diseñador gráfico que además se encarga de fomentar la lectura entre niños y jóvenes a través de sus sesiones de pintacuentos. Como explica en su web un pintacuentos es un cuentacuentos, pero ilustrado. Es alguien que cuenta historias a la vez que las ilustra, iniciando así a los niños en el mundo de la ilustración y contagiando la pasión por la palabra ilustrada. 
A través de esta experiencia, Roselino nos cuenta: he vivido en directo cómo los niños disfrutan de una buena historia. Eso me hizo pensar en los que se dedican a contar cuentos a niños que se ven obligados a permanecer en hospitales por alguna enfermedad, o a niños que sufren por diversos motivos, y en los que la labor del cuentacuentos puede despertar una sonrisa y hacerles evadirse de su realidad, viviendo una nueva en la voz del narrador.


Roselino nos ha presentado Hospital Imaginario, una ONG de Logroño que se ha dado cuenta de esta necesidad. Cada lunes y miércoles se reúnen en el Hospital de San Pedro donde ayudan a los niños a traspasar con su imaginación las paredes de sus habitaciones y a ir más allá de su enfermedad. 
Nos ha gustado mucho la idea de hacer sesiones de pintacuentos: otra actividad que podemos añadir al listado de “cómo ganarme la vida siendo ilustrador” 🙂 Para haceros una idea de lo que hace Roselino, pinchad en este enlace al PDF informativo que hay colgado en su web y podréis ver fotografías y una descripción más detallada de la actividad. 

¡Gracias por tu colaboración, Roselino!