Un año más la Biblioteca Joven de La Casa Encendida ha contado con nosotros para impartir un taller infantil relacionado con la ilustración. Contar, comunicar, crear y no sólo desarrollar la destreza del dibujante ha sido el objetivo de esta formación para la que hemos vuelto a contar con la experiencia del ilustrador Alberto Gamón. La semana pasada estuvo con los niños en este centro llevando a cabo “El circo de las imágenes”.
Nuestra intención era despertar el espíritu creador, transpasar la mera contemplación que los infantes tienen ante los libros, invertir esa dinámica pasiva a la que están acostumbrados. Esas historias maravillosas que leen también pueden su origen en ellos mismos: sólo había que ejercitar la capacidad para narrar con esas obras que habitualmente dibujan.
Todo esto sucedió dentro del ambiente integrador que representa el circo. Y es que, ¿quién no está deseando dibujar un león o un hombre bala, un elefante todopoderoso y un acróbata en la cuerda floja? 
Uno de los ejercicios propuestos por Alberto fue dibujar un león descontextualizado: de repente, un día miramos a nuestro alrededor, observamos nuestro entorno… y nos damos cuenta de que hay más de un león presente: en el logotipo de la Metro Goldwing Meyer, en la fuente de Cibeles… Y es que Alberto tiene cierta experiencia con estos animales peludos: su último álbum lo protagonizan estos seres, y lleva por título “Seis leones“.

Además de los animales, hubo un mini taller de manchas a partir de las cuáles hacían un dibujo y crearon personajes utilizando la mano como plantilla. También se iniciaron en la tarea del storyboard, creando una historia con cuatro viñetas.
El último día dibujaron a un compañero y se regalaron posteriormente el retrato. Ya hemos visto que algunos de los participantes en Ilustratour 2011 estáis haciendo lo mismo… 😉