La nomenclatura es confusa. ¿Libros artísticos? ¿Libros de arte? ¿Nos referimos a libros creados por artistas o a álbumes que tendrían la concepción de obra artística?
Ana Garralón, crítica de literatura infantil desde hace más de treinta años, ha publicado en su blog un interesante artículo que aborda este tema. Además de aproximarse a su concepción, Ana presenta diferentes estilos de libros de arte, atentiendo a las publicaciones de diversas personalidades de este ámbito, como Iela Mari o Kveta Pacovská.


Dos imágenes de “Hasta el infinito”, de Kveta Pacovská.
Nos gusta la concepción que ésta tiene de sus álbumes: sus libros son el primer museo que visitan los niños.