¿Qué vivencias, ideas y convicciones subyacen tras la obra de un gran ilustrador? Le hemos robado unos minutos a Luis Garay para que comparta algo de su recorrido profesional con nosotros… Éste es el resultado:

Luis Garay, ilustrador nicaragüense.

Aunque Luis Garay ha triunfado como ilustrador en su país natal, confiesa que sus largas temporadas viviendo en otros territorios como Costa Rica o Canadá le han ofrecido otras perspectivas para desarrollar su trabajo, de hecho, fue en el exilio cuando empezó a darse cuenta de que quería ser pintor, “y para eso nada mejor que el Norte de este continente.”

La experiencia en el extranjero no sólo le mostró lo que iba a ser su futuro, propició un proceso de conocimiento: la verdad es que uno crece muchísimo: primero se da cuenta de que es más que nicaragüense, luego pasa a ser latinoamericano y, como artista, se van abriendo las oportunidades de plasmar cosas más universales. Pienso que todo ser humano debe de experimentar el vivir en otras culturas y ser abierto a los cambios, aunque es importante el tener presente de donde uno viene.

Además de ilustrador, escritor.

Garay nos comenta que su labor como escritor surgió por accidente: “cuando se iba a presentar El Puñado de Semillas en la ciudad de Toronto, la autora Monica Hughes no pudo estar presente y me pidieron que hablara sobre mi expe

riencia al ilustrar el libro – obviamente para llenar ese espacio-. Fue así como el editor me ofreció escribir mis propias historias y, aprovechándome de la oportunidad, no dudé en empezar a presentar temas sociales, sobre todo de los niños de la calle.”

Proceso de creación: la labor de documentación.

En las ilustraciones de Garay destaca el nivel de detalle y precisión que otorga a todos los elementos. Y es que el proceso de documentación es fundamental en la obra de este autor, que nos comenta que cuando trabajas en temas tan complejos como El Popol Vuj y ahora el de Quetzalcoatl, no puedes dejar de investigar, ya que como ilustrador al igual que el escritor tienes la responsabilidad de contar bien lo que vas a plasmar: recordemos que el arte es un lenguaje, asi es que para hacer un trabajo honesto el unico recurso que tienes es el de las fuentes y poder asi, realizar un trabajo mas fidedigno. Esto es elemental en la carrera de un artista, ya que da seguridad y sobre todo, mucisima satisfaccion de saber que uno hizo un buen trabajo.

Rafa con Luis Garay en Granada (Nicaragua) hace unos meses

Rasgos de estilo: la presencia de latinoamérica.

Contemplando las ilustraciones de Garay observamos la estrecha relación que hay entre Nicaragua y su obra y nos planteábamos si era una decisión tomada a priori, no sólo refiriéndonos a la temática, sino también a la elección de colores (a menudo designados como “tropicales”) u otros rasgos de estilo. Luis Garay es de los que piensan que uno tiene que plasmar lo que mejor conoce, en parte porque esto permite ver en la obra la legitimidad del trabajo. Garay usa los colores con libertad, “pero sin perder la verdadera tonalidad de América Latina, que tanto en México como Venezuela, Centroamérica o algunos espacios latinos dentro de Estados Unidos, lucen siempre un poco sucios. Por esto siempre cubro todos los elementos de mis obras con una veladura color café, color a tierra, a polvo; y me ayuda a que los colores vivos o tropicales se vean con más fuerza”.

Logros y alegrías que da la ilustración

Este autor con numerosos ejemplares publicados y que ha recibido destacados premios internacionales sigue teniendo claro cuál es su objetivo principal como ilustrador: “lo que más me interesa es escuchar la reacción de la gente, sus bonitos comentarios, sus sonrisas; el que te digan que se sienten orgullosos de que los represente bien. Aunque también me gusta escuchar los otros comentarios, esos los tomo como sugerencia. Esa es mi mayor recompensa.”

El taller en Ilustratour

Lo que quiero es que los participantes se encuentren, que sean ellos mismos, que se sientan seguros de lo que hacen. Además, discutiremos muchos puntos que serán fundamentales para crearles una visión que irá mucho más allá de sus fronteras.