¿Un mundo sin historias?


Pues cualquiera lo diría. Emilie Vast nos demostró la semana pasada, durante el taller que impartió el jueves y viernes en el Museo ABC de Dibujo e Ilustración, que no hay espacio para el vacío cuando hay una idea, por mínima o insignificante que sea, y una disciplina puesta al servicio de la creación.

Fue uno de esos talleres en los que en momentos se podría haber oído el bullir de las células grises. Y es que era necesaria la máxima concentración: el objetivo de crear una narración visual sin palabras se presentó más complejo de lo previsto. Entre otras cosas, porque Emilie impuso limitaciones (tres, cuatro imágenes) y fue muy exigente, ya no con el resultado, sino con la calidad del proceso, basado simplificar, simplificar, simplificar.
Una estimulante experiencia del “menos es más”, pero también del “menos es más difícil”. Todo un reto para un ilustrador.
Muchas gracias a todas por el entusiasmo, ¡los resultados le hicieron justicia!

One Response to “¿Un mundo sin historias?”

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS