Un lunes por la mañana el rey, la reina y el principito vinieron a visitarme. Pero yo no estaba en casa. Así que el principito dijo:

– En ese caso, volveremos el martes.

Pero el martes, cuando fueron a ver al niño el rey, la reina, el principito y el caballero; el niño tampoco estaba en casa. A lo largo de la semana la comitiva real fue aumentando, pero no coincidían con el niño en su hogar; hasta que…



Ahhhhh…! Seguramente conocéis este libro, pero aún así no queremos desvelar el final. Estas son las primeras páginas de Un lunes por la mañana, un título imprescindible de Uri Shulevitz editado por el Fondo de Cultura Económica. Shulevitz nació en Warsaw, al este de Polonia; y con los veinte años ya cumplidos se trasladó a Nueva York. Esa vivencia se hace visible en sus ilustraciones, donde la arquitectura de la gran manzana adquiere un importante papel.

Esta deliciosa obra de referencia que funciona con la complicidad y picardía de un guiño de ojo tiene su origen en una canción tradicional francesa. Una historia sencilla, evocadora, que funciona en distintos niveles y para distintas edades. ¿Lo conocíais?