Hoy dedicamos este espacio al ilustrador cubano Alberto Morales Ajubel, autor de una extensa obra presente en múltiples medios. En sus inicios, el autor tuvo mucho contacto con el humor gráfico de su país; posteriormente la prensa se ha convertido en uno de los soportes donde más presencia ha tenido, publicando en periódicos y revistas de numerosos países.
Como comprobaréis en la página web de su estudio, el autor también dedica parte de sus energías al diseño gráfico o la fotografía, además de otros campos como el diseño web. En el terreno editorial, además de participar en obras colectivas, entre la obra de Ajubel destaca la versión sin palabras del clásico Robinson Crusoe. En una rueda de prensa que dio tras publicar este libro, comentó:
«…hace veinte años que nada me motivaba a despertarme de madrugada y ponerme a trabajar.»

Parece que la noche dio buenos frutos…
…Aunque no debe ser éste el único secreto de la buena productividad de este autor, ¿será su experiencia en animación la que ha determinado técnicas como ésta?:
«Me he apoyado mucho en la cultura del cine. Intenté hacer un guión y llevarlo a las imágenes»
En julio tendremos oportunidad de charlar tranquilamente con Ajubel en su taller y comentarle este y otro tipo de cuestiones. El ilustrador acude a Ilustratour con una tarea concreta: volver a mirar, a entender e interpretar un cuento tan conocido como Caperucita llevando a cabo un ejercicio creativo desde puntos de vista como la narración, la estructura del mensaje o rasgos de estilo. Más información, como ya sabéis, en la web de ilustratour.