El Museo ABC nos ha vuelto a acoger este pasado fin de semana y hemos podido disfrutar de la luz primaveral que entraba por sus enormes ventanas.

Javier Olivares, pertrechado con una pequeña lamparilla de mesa, compartió con nosotros todo su proceso creativo, sus originales, sus ideas y nos ayudó a construir el hilo narrativo de las ilustraciones, todo en un ambiente íntimo y que invitaba a la reflexión.
Los textos que nos propuso eran geniales y nos hicieron pensar, ¿cómo podríamos hacerlo? Las ideas brotaban sin cesar, un oso pelusa, unos días de la semana más divertidos o incluso una sombra que bailaba, ¡una maravilla!
Pero el taller no sé quedó ahí, además pudimos disfrutar de la exposición de Goñi que había en el Museo de la mano de Javier, que nos ayudó a mirar mucho más allá de lo que lo hubiéramos hecho solos.

Y acabamos el taller con una estupenda foto de grupo, una cañas y la mejor compañía. Agradecemos a Javier su entrega y sus consejos, por fin hemos perdido el miedo a las palabras.
¡Aquí todos los del “abordaje”! ¡Muchas gracias!