Hoy desayunamos en circunstancias felices e inusuales: una noticia cultural ocupaba las páginas de los periódicos, los programas de radio, las pantallas informativas en el metro… ayer se presentó La Casa del Lector, el gran proyecto de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez que hará dimensionar la lectura desde todos los prismas posibles: experimentación, innovación, aprendizaje, juego. Todo tendrá cabida en el extraordinario edificio en Matadero Madrid.

Este es el sueño que Germán Sánchez Ruipérez ha conseguido transformar en realidad:
La Casa del Lector quiere ser una red de enlaces, un entramado de puentes que conecten territorios comúnmente distantes, cuando no antagónicos: la lectura tradicional y la contemporánea. El papel y la pantalla. El mundo profesional y el público en general. Los niños y jóvenes y los adultos… En suma, un deliberado intento de generar cultura desde el encuentro, el diálogo y la convivencia de cuantos habitan y se nutren del cada día más plural y multimediático universo lector”

Tendremos que esperar a otoño de 2011, cuando abrirá sus puertas, para vivir esta experiencia. Como con todo lo bueno, merecerá pena.