La fuerza de las minorías


Este es el lema del 32º Congreso del IBBY que ha comenzado hoy. Y lo cierto es que parece haber una minoría clara: ¡los españoles! Esto es una pequeña ONU con gente que viene de países cercanos, y sobre todo lejanos (Nepal, India, Latinoamérica, Estados Unidos, Australia…). Las sesiones tienen lugar en el Palacio de Congresos de Santiago de Compostela. La mañana la ocupan dos plenarios, y la tarde, actividades simultáneas: mesas redondas, comunicaciones, pósters y talleres, a elegir según preferencias.

La conferencia inaugural estuvo en manos de Emilia Ferreiro, representando a México y Argentina (por origen y formación), especialista en psicología genética, y que ha disertado sobre “La diversidad en el acercamiento a lo escrito: ¿obstáculo o ventaja pedagógica?”, partiendo de la escuela que, según las épocas, ha negado o ha integrado la diversidad y desarrollando ejemplos de cómo los niños se acercan a la diferenciación lingüística, siempre a través del texto. Me ha llamado la atención cómo, a pesar de estar hablando de niños muy pequeños (3, 4 años), no se ha considerado el papel de la ilustración como posible elemento facilitador de la comprensión de la narración en un idioma que el niño no comprende.

La segunda intervención ha sido la de Victor Montejo, un escritor y profesor guatemalteco del Departamento de Estudios Nativos Americanos de la Universidad de California. Su ponencia se titulaba “On the path of the Maya Ahtz’ib’: indigenous literatures as a source of knowledge, power an identity”, y ha combinado disertación académica con su propia experiencia personal como indígena que trascendió del espacio que socialmente tenía reservado, persiguiendo su sueño de infancia de convertirse en escritor. Ha terminado diciendo que es necesario cuidar el uso de las palabras para que reflejen lo que queremos que sea el futuro, y para que expresen de lo cada uno anhelamos ser. Me ha parecido una idea hermosa, válida para las palabras, las ilustraciones, las decisiones y en general, para cada paso que damos en la vida. Curiosidad: ha impartido su conferencia en inglés.


Pero desde luego, lo más curioso de momento es la hora de la comida: ¡¡las 12:30 hrs!! A las 14:00 hrs, de vuelta, con sensación física de que son las cinco de la tarde…

Por la tarde he asistido al taller “Tactile Books”, que realmente ha sido una conferencia (con gran espíritu práctico, eso sí), impartida por Philip Claudet, de “Les doigts qui revent”.
Es un proyecto editorial que surge para crear libros táctiles para niños ciegos, de los que hay absoluta escasez (por no decir ausencia) en el mercado. Ha sido interesantísimo: al irnos contando qué hay que tener en cuenta a la hora de hacer uno de estos libros, nos íbamos dando cuenta de que realmente no se trata de “adaptar” sino de partir de cero con unos parámetros totalmente diferentes, que oponen inmediatez en la percepción a tiempo de exploración, colores a texturas, ausencia absoluta del cuerpo a necesidad imperiosa de involucrarlo en el acto de leer… en estos libros, además, se da de forma magistral esa complementariedad indispensable entre texto e imagen.

La segunda actividad a la que me había apuntado esta tarde era el taller “Visual Journeys with Migrant Readers”, a cargo de Evelyn Arizpe, de la Universidad de Glasgow, Brenda Bellorín, de la Universidad Autónoma de Barcelona, y Carmen Martínez-Roldán, de la Universidad de Texas. Estas tres instituciones comparten un proyecto de investigación sobre el trabajo con álbumes ilustrados sin palabras para ayudar en la integración de los inmigrantes en las aulas. Nos han propuesto realizar la misma secuencia de discusión y análisis que realizan con los niños, utilizando un par de imágenes de “Inmigrantes” de Shaun Than. En paralelo, nos han ido contando cómo lo hacen los niños y cómo está siendo la experiencia, tanto con este libro como con “Flotante” de David Wiesner, que son los dos títulos que están utilizando para el estudio. Las conclusiones que han sacado (capacitación para análisis complejos, ampliación del vocabulario, desarrollo de espíritu crítico, integración de la propia historia en la comprensión de la ficción, etc), son muy estimulantes: la imagen, en este caso, la ilustración, se presenta como una herramienta muy valiosa para facilitar la integración.


La tarde la he completado visitando una exposición estupenda de originales promovida por “The Blue Book Group”, que reúne a ilustradores infantiles de todo el mundo. Está en la Galeria Sargadelos, un espacio muy amplio y agradable en pleno centro histórico de Santiago, y se enmarca dentro de las actividades del Congreso.


Como colofón al día, estabámos invitados al concierto de la performance Mercedes Peón, una actualización de la música tradicional gallega. Lástima que este espectáculo tenga mucho contenido oral, porque para los extranjeros y castellano-parlantes ha sido difícil entender algo.

Y es que esto, además, ¡es una pequeña torre de Babel!

5 Responses to “La fuerza de las minorías”

  1. Isol

    Que buen post, Nati! Súper interesante, gracias por contarnos a los que no podemos estar por allá, Un abrazo!
    Isol

    Responder
  2. Marcia Misawa

    También estoy aquí para agradecerte por compartir tan rica experiencia. Muchas gracias y un fuerte abrazo desde São Paulo!

    Responder

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS