Turner o el copiar


Hay en el Museo del Prado una exposición llamada “Turner y los maestros”, que ha itinerado ya por Londres y Paris. Por un lado, gran oportunidad de ver obra de Turner en España(ninguno de nuestros museos cuenta con ella), y por otro, de conocer cúal fue el itinerario de Turner en su proceso de maduración artística.

Para empezar, nos cuentan que fue un tipo muy competitivo: tuvo claro que si quería ser un gran pintor, tenía que igualar o superar a los clásicos (en su caso, flamencos, franceses, italianos e ingleses del s.XVII), y eso pasaba por copiar y copiar sus obras, hasta hacer propios sus perspectivas, colores, composiciones, y ser capaz de dar un giro personal. Esto sucedió durante gran parte de su vida, y no fue hasta el final cuando encontramos el Turner más reconocible, el de tránsito hacia el impresionismo y el expresionismo. Mientras, encontraba un reto en cada tendencia que surgía: allá que iba y copiaba, para interiorizar, encontrar su propia voz en ese lenguaje y zas, superar a sus contemporáneos. A veces tenía gran éxito, otras, era un fracaso. Pero el aprendizaje se lo llevaba puesto.

Y a lo largo del tiempo, el producto del estudio queda latente en su obra: vemos como recursos que copió aparecen transformados muchos años después y configuran la personalidad de su pintura.

Así que hemos disfrutado mucho de esta reivindicación del ejercicio de copiar y del reconocimiento de los referentes, tema que tantas veces surge en discusiones sobre ilustración. De hecho, a modo de juego, os proponemos un paralelismo compositivo y cromático entre una obra de Turner y una de Roberto Innoccenti…


Img.Izda: R.. Innocenti: La última playa
Img.Dcha: J.M.W. Turner: Muelle en Calais, con mercaderes franceses dispuestos a partir: llegada de un vapor correo inglés.

3 Responses to “Turner o el copiar”

  1. susanarosique

    La exposición termina el 19 de septiembre, así que hay que espabilarse para no perdérsela! En la web del museo (www.museodelprado.es), en el apartado sobre la exposición, proponen un juego muy interesante, “Identifica a Turner”: van presentándote cuadros de 2 en 2, debes seleccionar el que crees que es de Turner, te responden si es correcto o no, y dan información sobre el otro cuadro, pinturas antiguas de otros autores en las que se inspiró. Muy curioso. ¡Un saludo!

    Responder
  2. Ilustrarte

    ¡Muchas gracias! Efectivamente, el hilo conductor de la exposición da para juegos didácticos como el que comenta Susana. Se trata de un avance en los planteamientos expositivos y museísticos, que cada vez más se dan cuenta de lo importante que es ofrecer canales de acercamiento al arte para “todos los públicos”.
    Si conocéis iniciativas de este tipo en algún otro museo, podéis compartirla en el blog para que otros puedan disfrutarlas (y de paso comprobemos si lo que digo más arriba es cierto…).

    Responder

Deja un comentario

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS