Archive for ‘julio, 2010’

Museo ABC

En pleno centro de Madrid, en la calle Amaniel, se abrirá en octubre el Museo ABC de Dibujo e Ilustración. El espacio está habilitado para exposiciones y actividades relacionadas con la cultura pero especialmente centrados en el ámbito del dibujo y la ilustración.

Ya podemos anunciaros que hemos llegado a un acuerdo con sus gestores para desarrollar talleres en sus instalaciones. La apertura será en octubre de 2010 y a partir de esa fecha os iremos comentando los programas que desarrollaremos conjuntamente.
Aquí podéis ver un vídeo de sus instalaciones, todavía en fase de ejecución.
5 Comentarios

Cuenta Atrás (VIII)


Delphine Durand ya tiene sus billetes de avión para venirse a España. Le hemos pedido que nos mandara una copia y nos ha mandado la foto que veis más arriba. Se lee muy mal, pero si lo aumentas con la lupa podrás ver en pequeñito “París/Madrid domingo 1 de agosto”.
Hace unos días sufrió un accidente: se partió el pie y se hizo un esguince en el hombro. Nos ha jurado que aunque llegará maltrecha estará sin falta el lunes impartiendo su taller. Tiene muchas ganas de poner a prueba a los asistentes, ver cómo busca cada uno el personaje de su historia.

Cuenta Atrás (VIII)


Delphine Durand ya tiene sus billetes de avión para venirse a España. Le hemos pedido que nos mandara una copia y nos ha mandado la foto que veis más arriba. Se lee muy mal, pero si lo aumentas con la lupa podrás ver en pequeñito “París/Madrid domingo 1 de agosto”.
Hace unos días sufrió un accidente: se partió el pie y se hizo un esguince en el hombro. Nos ha jurado que aunque llegará maltrecha estará sin falta el lunes impartiendo su taller. Tiene muchas ganas de poner a prueba a los asistentes, ver cómo busca cada uno el personaje de su historia.
1 Comentario

Canales de Promoción

Cada vez vemos más ejemplos de la utilización de internet para promocionar álbumes. En este caso nos ha llamado la atención el uso de YouTube por la editorial Candlewick Press: cuando tienen un nuevo álbum como éste “Interrupting Chicken”, hacen un vídeo animado para darlo a conocer.
No estaría mal que los ilustradores nos subiéramos al carro de la autopromoción y pensásemos fórmulas parecidas, ¿no os parece?
5 Comentarios

Diario Caribeño de "Dibújame un Cuento" (IV )

¡Pues ya estamos de vuelta! Dibújame un Cuento ha quedado en Santo Domingo para ser visitada durante más de tres semanas en el Centro Cultural de España. Finalmente se dieron los últimos retoques de limpieza y “puesta a punto” durante las primeras horas de la tarde del sábado, y a partir de las cinco y media comenzó a llegar gente con mirada curiosa.

A las seis, ya había niños con sus familias, y también adultos relacionados atraídos por la novedad de la muestra, como le llaman aquí: artistas, maestros, estudiantes de arte…algunos en solitario y otros traían a sus hijos. Hice una visita guiada que estuvo salpicada de divertidas intervenciones de los chicos (algunos pequeños, ¡otros no tanto!), y en la que los adultos se terminaron integrando y participando con entusiasmo. Nica, que será la encargada de hacer las visitas a los escolares y a los visitantes individuales que lo soliciten, estuvo muy atenta, y entre lo que habíamos trabajado y el día anterior y el “ensayo general”, se lanzó en un segundo turno para un grupo de niños que vinieron de un centro social de un barrio cercano. Hubo durante la tarde aplausos, muchas preguntas interesantes y lo mejor, ¡grandes ojos de asombro! Ni los adultos ni los niños esperaban realizar tantos descubrimientos a través de unos dibujos… de modo que disfrutaron y nos hicieron disfrutar.

Ha sido una satisfacción grande comprobar el agradecimiento que estos primeros visitantes nos demostraron por traer a la ciudad esta exposición. Mientras nos tomábamos un jugo (zumo), en el patio del Centro Cultural, algunos maestros nos hablaron de la limitación de recursos con la que se encuentran, no sólo económica, sino de medios y herramientas que les ayuden a dar a lo educativo un enfoque diferente. Es curiosa la coincidencia, además, de que la sala en la que se encuentra la exposición fue la primera escuela de América. Parece que allí muchos niños abrieron sus ojos a un mundo desconocido…

La tormenta tropical que parecía acercase por la tarde nos dio cuartelillo y la noche quedó estupenda, despejada y cálida. La disfrutamos al aire libre y cuando finalmente me despedí de mis amigos del Centro Cultural, con esa extraña sensación de que nos veremos pronto en algún lugar, me di cuenta de lo mucho que me apetecería quedarme unos días más… de momento, la mañana del domingo la he aprovechado para callejear por algunas zonas del centro colonial que me apetecía ver con sol (¡por fin domingo con luz caribeña!), y visitar algunos lugares más. ¡Me quedó pendiente ir a la playa! Como me ha dicho Juan, el chófer que me ha traído al aeropuerto, ¡para la próxima!

Deje un comentario

Diario Caribeño de "Dibújame un Cuento" (III )

La noche del jueves al viernes ha sido la del paso del ciclón-huracán (o lo poco que al final quedó de él), que se ha ido alejando hacia California. Aquí dió un espectáculo de luz y sonido, acompañado de una manta de agua espectacular, que ha hecho que la ciudad haya amanecido totalmente anegada. En el Centro Cultural, todo el mundo tenía inundada la casa. En mi habitación, las cortinas chorreaban a pesar de que la ventana había estado cerrada. No he podido bajar por la calle de todos los días porque era un pequeño mar, los vecinos estaban con el agua por la rodilla…

El día, sin embargo, se ha comportado y ha habido ratitos en que no ha llovido. Esto ha dado margen para que las calles se sequen y que la vida se pueda desenvolver normalmente. He pasado por el Centro Cultural para comprobar que todo está montado, que comienzan las tareas de puesta a punto y a organizarme la agenda del día: como ha bajado la carga de trabajo en la expo, voy a explorar cosas que me interesan en la ciudad.

Hay una prestigiosa escuela de diseño, en la que también se imparte ilustración, en República Dominicana, que se llama Chavón. Está afiliada a Parsons School of Design de Nueva York y tiene un campus espectacular en Altos de Chavón, en La Romana. Es una pena pero el temporal no me permite ir hasta allí, de modo que me cito con el vicerrector en las oficinas que tienen en la ciudad. Adolfo Lucero es un hombre todo vitalidad con el que es un gusto charlar, que me habla con pasión de su interesante proyecto docente y de otras muchas cosas que me acercan un poco más a la realidad de desigualdades sociales extremas de este país.

Esta visita me ha permitido salir de la ciudad colonial y adentrarme en la ciudad moderna (lo que aquí llaman “el centro”, pero que es una continuidad enorme de edificios, cables de la luz y avenidas atestadas de tráfico, con alguna zona residencial de lujo aquí y allá). No se puede ir caminando a ningún lado y tomar taxis es una tarea de lo más sofisticada: no los puedes parar por la calle (motivos de seguridad), realmente en cualquier lugar están dispuestos a llamarte a un taxi, de modo que no hay problema. Te dan el número de licencia, la empresa de taxis y el color del coche. Cuando llega, es muy importante comprobar que los tres datos coinciden. Además, al hacer el pedido del taxi, puedes especificar si quieres un coche confortable o no decir nada… y os aseguro que hay diferencia.

Mi siguiente parada ha sido una librería Thesaurus, una especie de paraíso silencioso y alfombrado, ¡con una sección infantil y juvenil! Que no tiene ningún álbum ni libro ilustrado dominicano… de hecho, cuando lo pido, se extrañan: esto aquí no se hace. Me parece estar en Madrid: todos los álbumes ilustrados vienen de España. La librería tiene un café acristalado con un servicio excelente y una repostería deliciosa…

Paso por el Centro Cultural para ver cómo van las cosas pero todo el mundo se marchó. Lo que queda pendiente se hará mañana… así que tomo otro taxi y me voy a la Biblioteca Infantil y Juvenil de la República Dominicana, que he descubierto por casualidad. Allí me espera Lady Diana Castillo, una cubana encantadora toda profesionalidad, que me muestra la biblioteca con el orgullo de quien ha estado en el proyecto desde su germen. Lleva en funcionamiento apenas un año, y se ha creado por iniciativa de la mujer del Presidente de la República, que encontraba imprescindible crear un espacio donde los niños fueran acogidos en su proceso de crecimiento y apertura al mundo, a través de los libros y fomentando el amor por la lectura. En una sociedad fuertemente materialista, con un nivel de superficialidad elevado y un nivel educativo bajo, este lugar es la gran oportunidad para cientos de niños que aquí encuentran la oportunidad de vivir experiencias desde otro lugar. El equipo, fuertemente comprometido, está compuesto por profesores y psicólogos que desarrollan programas para cada una de las áreas (infantil, 6-12 años y adolescentes), con tal coherencia y sentido de la responsabilidad que tienen entre manos, que no puedo por menos que sentirme cohibida: con medios cercanos a los que en España tiene cualquier bilblioteca pública de tamaño medio, pero altas dosis de sentido común, sentido de la proporción y amor por el proyecto, estas personas están generando un valor incuantificable para la sociedad dominicana.


Termino el día cenando fabada en casa de Paloma y Alejandro, del Centro Cultural. Acude parte de la comunidad española (diplomáticos, periodistas, expatriados), con lo que tengo la oportunidad de seguir recogiendo visiones del país. Por cierto, la fabada regada con ron y coca-cola tampoco está mal.


1 Comentario

Diario Caribeño de "Dibújame un Cuento" (II)


Tercer día en Santo Domingo: esto es lo que veo desde el hotel: ¡¡nubes y más nubes!! Ha sido una noche en la que no ha parado de llover torrencialmente, he llegado a entender el temor de Asterix y sus vecinos a que “el cielo caiga sobre nuestras cabezas”. Cuando llueve tanto, no sé si el cielo, pero el tejado, desde luego.


Hoy hemos comenzado muy temprano Gregorio y yo. Ha habido que hacer unos ajustes de espacio para poder incorporar paneles que supuestamente iban en emplazamientos que no han resultado idóneos, al menos en esta sala. Me ha ayudado Celia que ya va cogiéndole el gusto a los planos. Por la tarde he conocido a Leo que se ha encargado de la segunda parte de montaje del día. Hoy Miguel se ha entregado para terminar de montar obra en pared, de modo que para mañana quedan otras tareas un poco menos vistosas pero no menos importantes: pintar los desperfectos que se hayan podido causar en la pared, orientar la iluminación y sustituir los focos que no funcionan, colocar las cartelas…

En un momento del día, al ver ya tanta obra colgada, he sentido un breve sobrecogimiento: en Madrid habría tortas por ver una exposición como esta. Maravillosas ilustraciones de magníficos ilustradores, una tras otra. Y además, los bocetos: un poco del alma creadora de cada uno de los autores, ahí, sobre la pared. Realmente impresiona.

También me ha impresionado la comida de hoy: “carnesita cosidita de res”. He ido a un restaurante local, donde ponen como menú una especie de plato combinado: la carne (pollo, res, bien frita o guisada), arroz blanco, sopa de alubias con muchísimo cilantro, y ensalada. Y he constado un hecho: aquí les encanta Julio Iglesias. No sé si por ser vecino, pero suena a todo trapo no sólo en el restaurante: Gregorio nos lo ha plantado para amenizar el montaje.

Es sorprendente lo que cambia la ciudad entre el día y la noche: cuando oscurece, toman vida los restaurantes y bares del entorno de la Plaza de Colón (durante el día, un parque tranquilo de paseantes), y de la Plaza de España, todos con un ambiente “chic” y que atraen a los turistas y dominicanos de alto poder adquisitivo. Los precios no difieren de los de cualquier gran ciudad europea. Y es que en República Dominicana, por lo que me cuentan, la clase media no existe: o lo pasamos bastante regular, o somos millonarios.

Tengo ganas de que llegue el sábado y la inauguración. Mientras, como mañana me las prometo más tranquilas, voy a dedicarme a investigaciones varias: me gustaría saber de ilustradores infantiles dominicanos. Parece que aquí hay apenas nada en cuanto a ilustración infantil de álbum, porque el álbum no se produce localmente. Casi todos los libros que se hacen para niños son destinados a la escuela.


Deje un comentario

Diario Caribeño de "Dibújame un Cuento" (I )

Llegué ayer a Santo Domingo, República Dominicana, en medio de la lluvia y de una
amenaza de ciclón (aunque parece que realmente va a ser un huracán, lo que me deja mucho más tranquila). Me sentí muy feliz porque en el camino del aeropuerto Las Américas a la ciudad, salieron algunos rayos de sol, reflejaron sobre el mar y pude ver ese legendario color azul turquesa profundo y transparente del Caribe de las películas y los anuncios publicitarios.
La exposición Dibújame un cuento llegó también ayer, y estaba lista en el Centro Cultural de España para comenzar hoy miércoles con el montaje. Cuando llegué, el personal del centro ya había terminado su día de trabajo (tienen horario de 8 a 15 hrs), así que aproveché para combatir el jet-lag dando un largo paseo por el centro de la ciudad. El Centro Cultural de España está en lo que llaman la ciudad colonial, donde están todos los edificios construidos por los españoles a principios del siglo XVI. República Dominicana es La Española, la primera tierra de América que pisó Colón. Por eso aquí están las primeras catedral, fortaleza, iglesias, conventos… más antiguos de América. Esta es la coletilla que sigue a la mención de cualquier edificio histórico.
La ciudad es muy animada, tiene parques y una estructura extraña: un centro histórico agradable y abigarrado, bastante pequeño, y el resto, grandes superficies de urbanizaciones donde utilizar el coche es imprescindible. Y como dicen, aquí se conduce “a la defensiva”: no se les da un gran uso a las señasl de tráfico. Por lo que, al menos todos los que trabajan en el Centro Cultural, prefieren vivir en el centro colonial.
La gente hace vida de calle: compras, jugar al ajedrez en los parques, tomar jugos y cócteles en los muchos bares “chic” que siembran el centro… hay algún que otro turista despistado que habrá decidido bajar a la ciudad desde las playas del norte asediado por la lluvia.
Hoy comenzamos el montaje y ha sido un día intenso. Gregorio va a ser el montador oficial, y Miguel y Celia, dos becarios Tandem (beca hispano-francesa), se han presentado voluntarios para empaparse de Dibújame un Cuento echándonos una mano en todo lo que puedan. Esta tarde tuvimos a Cristina, la coordinadora del centro, trabajando con nosotros, y también recibimos la visita de Nica, que va a realizar las visitas guiadas para los niños y que ¡se ha leído todos los libros esta misma tarde! Todos los que van viendo las ilustraciones de Dibújame un Cuento no pueden ocultar su admiración, y eso que aún no están en las paredes…
Mañana será un día de más lluvia. Hoy ya me he perdido una cena en casa de Miguel y Celia por no poder salir del hotel (no he traído la zodiac)…
Deje un comentario

Cuenta Atrás (VII)

Samuel Mountoumnjou nació y se crió en Camerún donde ejerció durante varios años como profesor de lenguas extranjeras. Después de unos años trabajando con niños decidió venir a España para trabajar como mediador social y narrador oral. Normalmente se le conoce por contar cuentos y fábulas de África pero a nosotros nos interesaba conocer su experiencia como profesor en Camerún y su relación con los libros ilustrados africanos. Nos traerá algunos libros, nos hablará de la infancia en su país y si nos portamos bien el último día nos contará alguna leyenda de rinocerontes y leones.