Hemos pasado gran parte de la mañana en la salita de espera del Canal 8. No estaba claro si entrábamos antes o después de varias actuaciones folclóricas, lo que nos ha permitido entablar amistad con los componentes del grupo “Quetzaltnahuat”. A mí me ha gustado mucho su actuación, siempre me ha parecido fascinante la sonrisa de los bailarines.


Una vez terminado el floclore hemos entrado nosotros. David es el responsable del centro cultural de España en Nicaragua, es el que veis aquí sentado a la izquierda:

Hacemos una pareja perfecta. Como ya hemos sido entrevistados en muchas ocasiones conocemos el terreno que pisamos y no nos dejamos sorprender por preguntas del tipo “¿es una exposición sólo para niños?”. David explica cosas como la duración, las actividades o la logística. Yo hablo del contenido y doy las gracias a todo el mundo.
No es broma, estamos muy agradecidos de que la AECID, CANOPIA, INTERVENTO, El Centro Español de Cultura de Nicaragua y todos los autores hayan hecho posible que los nicaragüenses tengan entre las manos un álbum infantil.
La bailarina me ha prometido que mañana irá a la inauguración. Yo le he dicho que si viene le enseño a bailar el chotis … a cambio de que no borre de su cara esa maravillosa sonrisa.